Viernes , 25 julio 2014
Inicio » Informática » Optimización » Decálogo del usuario informático

Decálogo del usuario informático

Los ordenadores han pasado a formar parte de nuestras vidas. Para su correcto uso y disfrute hay que tener en cuenta una serie de principios. Trataremos de que esos principios se aglutinen en los diez mandamientos que proponemos a continuación. (La mayoría sólo son aplicables, tal como están explicados, a sistemas operativos Windows).

Optimizar Inicio

1 .- Cuando iniciamos nuestro ordenador, el sistema operativo carga en memoria una gran (o pequeña) cantidad de programas residentes. Cuantos menos cargue más rápido se inicia el sistema y más memoria queda libre. Para depurar el arranque debemos pulsar conjuntamente las teclas Windows + R y escribir msconfig. En la ventana que se abre seleccionar la pestaña Inicio. Aparecen todos los programas que se ejecutan en el arranque. Si queremos desactivar alguno, desmarcamos la casilla correspondiente. Si nuestro sistema ejecuta Windows XP o posterior, podemos desactivar cualquiera de las aplicaciones sin correr riesgos.

Limpiar el sistema

2 .- Los archivos temporales no deben ocupar excesivo espacio en nuestro disco duro. Es conveniente realizar una limpieza cada cierto tiempo. Para ello pulsamos el botón izquierdo del ratón sobre Mi PC o Equipo, en el escritorio, y en la nueva ventana pulsamos el botón derecho del ratón sobre el icono del disco duro en el que vamos a liberar espacio y seleccionamos Propiedades. En la nueva ventana, con la pestaña General activa, pulsamos sobre Liberar espacio. Después de unos instantes, se abre una ventana en la que podemos seleccionar todos los archivos que podemos y queremos eliminar, agrupados en categorías. Cuando estén marcados todos los archivos, pulsamos sobre Limpiar archivos del sistema. (Tendrás que hacerlo sólo la primera vez que llevas acabo la limpieza)

Desfragmentar el disco duro

3 . – Debemos impedir que el disco duro se desorganice. Para ello es necesario que cada cierto tiempo utilicemos el programa de desfragmentación (unión de los trozos de programas y archivos para ponerlos contiguos). ¿Cómo? Vamos a Inicio -> Todos los programas -> Accesorios -> Herramientas del sistema y seleccionamos Desfragmentador de disco. Nos armamos de paciencia y dejamos que el programa haga su trabajo. (NOTA: mientras el desfragmentador actúa es conveniente no trabajar con el ordenador).

Limpiar el Registro de Windows

4 .- El Registro de Windows se llena habitualmente de basura. El mantenerlo totalmente limpio y optimizado es materialmente imposible. Existen utilidades que, empleadas de vez en cuando, eliminan todo aquello que no es necesario. Esto permite que el tamaño de los archivos que albergan el Registro se reduzca, con lo que también se reduce el tiempo de acceso del sistema a estos archivos. Una de estas utilidades, muy potente y gratuita es CCleaner.

Proteger el equipo

5 .- Para mantener nuestro ordenador sano y robusto debemos tener un programa antivirus actualizado. Si acostumbramos a conectarnos a Internet, la obligatoriedad aún es mayor. Los riesgos que corremos si no tenemos este programa son tan grandes que no merece la pena prescindir de él. Te recomendamos que le eches un vistazo a Los mejores antivirus gratuitos para Windows.

Desinstalar aplicaciones innecesarias

6 .- No llenemos nuestro disco duro de programas inservibles. Instalar por instalar produce un constante deterioro en nuestro sistema. Además de llenar nuestro disco duro de basura hace que el Registro de Windows se convierta en un monstruo de gran tamaño. (NOTA: a pesar de que desinstalemos lo que no nos vale siempre quedarán restos en el Registro).

No eliminar aplicaciones manualmente

7 .- Nunca hagamos una desinstalación de una aplicación a mano (borrando la carpeta que lo alberga y todo su contenido). Si la aplicación no incluye el desinstalador dentro de la carpeta que lo alberga en el menú Inicio -> Todos los programas, acudamos a Inicio -> Panel de control -> Agregar o quitar programas (o Programas -> Desinstalar un programa en Windows Vista y 7) y hagamos desde ahí la desinstalación.

Cuidado con los adjuntos en mensajes de correo electrónico

8 .- No abramos nunca el archivo (o archivos) adjunto que acompaña a mensajes de correo desconocidos (no sabemos su procedencia). Es una de las formas habituales para infectar con virus o troyanos nuestro equipo. Si, a pesar de todo, nos vence la curiosidad, copiémoslo en una carpeta y, antes de abrirlo, pasémosle nuestro antivirus.

Hacer copias de seguridad

9.- Hagamos con frecuencia copias de seguridad de nuestros documentos, imágenes, vídeos y demás archivos en un disco externo, un DVD o un pen disk. Utiliza para ello una aplicación como Cobian Backup. Así no nos tiraremos del pelo cuando nuestro ordenador no responda por fallos en el sistema operativo o en el disco duro.

Otras recomendaciones

10 .- Nunca hagamos lo siguiente: llenar nuestro escritorio de accesos directos a archivos; formatear el ordenador a las primeras de cambio, cuando surge el primer problema, y empezar de nuevo; no crear copias de seguridad de nuestros trabajos (ver el mandamiento anterior); apagar el ordenador pulsando el interruptor sin salir de Windows.

Acerca de Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario