contador de visitas
Artículos Recomendados
Inicio » Otros » Informática » Protección » Eliminar troyanos y otros incordios a mano

Eliminar troyanos y otros incordios a mano

A veces se nos cuelan en nuestro ordenador molestos troyanos, y bichejos de especies similares, que lo único que hacen es hacer que nuestro sistema se ralentice o, en muchos casos, deje de funcionar. La mayoría de los antivirus y programas antiespías son capaces de detectarlos pero no siempre pueden eliminarlos.

Eliminar troyanos y otros incordios a mano

Proceso manual

Podemos recurrir a un proceso manual para aniquilar estos incordios, no en todos los casos pero si en muchos de ellos. Explicamos el proceso para un caso específico que podemos extrapolar para otros muchos. No es recomendable para usuarios que no posean ciertos conocimientos informáticos.

Averiguar los Procesos en ejecución

Lo primero que debemos hacer es averiguar si existe algún infecto gusano que pulula a sus anchas por nuestro ordenador. ¿Cómo? Averiguando si tiene algún proceso abierto. Para ello disponemos del Administrador de Tareas de Windows (lo activamos con la pulsación de las teclas Ctrl + Alt + Supr y seleccionando la pestaña Procesos) o de una completa aplicación, como es Process Explorer.

Ejemplo

Supongamos que entre los procesos abiertos detectamos uno con el nombre iosdt.exe, que corresponde a un troyano difícil de eliminar. ¿Qué hacemos?

  • Abrimos cualquier carpeta de Windows. Por ejemplo Mi PC.
  • Vamos a Herramientas -> Opciones de carpeta y seleccionamos Ver.
  • Marcamos Mostrar todos los archivos y carpetas ocultos. (1)
  • Desmarcamos Ocultar archivos protegidos del sistema operativo (recomendado). (2)

Eliminar troyanos

  • Reiniciamos el sistema en Modo Seguro o A prueba de fallos (pulsando F8 antes de que se inicie Windows).
  • Abrimos el directorio windows \ system32 en nuestro disco duro (habíamos observado que el proceso se ejecutaba desde aquí).
  • Localizamos todas las carpetas y archivos que lleven el prefijo iosdt y los borramos.
  • Vaciamos la Papelera de Reciclaje.
  • Reiniciamos Windows en Modo Normal.
  • Deshacemos los cambios especificados en los puntos (1) y (2).

A tener en cuenta

Si todo ha ido bien podremos comprobar que el troyano ha desaparecido de nuestro sistema. Si tenemos dudas y no sabemos si un determinado proceso es normal o corresponde a un troyano, debemos recurrir a Internet. Escribimos el nombre del proceso o del archivo que lo activa en Google o en otro buscador, y actuamos en consecuencia.

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario