Protección

Cómo actúa Gatekeeper en un ordenador Mac

Explicamos lo que es Gatekeeper, la función de seguridad implementada en ordenadores Mac con el fin de evitar la ejecución de aplicaciones no seguras.

Cómo actúa Gatekeeper en un ordenador Mac

Gatekeeper es una función incluida en los ordenadores Mac que actúa como sistema de protección. Lo hace cuando hemos descargado una aplicación desde un lugar no oficial e intentamos ejecutarla. Veremos que se muestra un mensaje en el que se nos indica que el software parece inestable. Como consecuencia de ello le niega, a dicho software, a actuar con las aplicaciones del sistema operativo.

Este guardia de seguridad de Apple está ahí para mantener totalmente seguro el sistema macOS, así como todos los datos almacenados en el ordenador. Como hemos dicho actúa, eso sí solamente una vez, cuando abrimos una aplicación que no está aprobada por Apple.

El sentido de Gatekeeper

Las aplicaciones que se descargan de la App Store se inician sin problemas cuando se arrancan, pero ello no ocurre con las que se descargan desde otras plataformas. Aunque se trate de aplicaciones creadas por desarrolladores identificados puede darse la circunstancia de que Gatekeeper entre en acción.

Al intentar abrir una aplicación del tipo que indicamos, se mostrará una ventana emergente en la que se advierte que no se puede abrir porque no está reconocida. En algunos casos es posible activar la apertura, y en otros no, la aplicación nunca podrá ser ejecutada en macOS si no se llevan a cabo algunos cambios.

La forma en la que se comporta Gatekeeper varía según sean las circunstancias. Entre los factores que influyen se encuentran la configuración, el origen de la aplicación, y el estado de verificación de la misma. Conoceremos cada caso al examinar lo que se muestra en la ventana emergente.

Así, nunca tendremos problemas, volvemos a insistir en ello, cuando la aplicación se ha descargado desde la App Store. Los otros dos casos posibles son. identificado y desconocido.

Aplicaciones descargadas de la App Store

Se trata de las aplicaciones más seguras, las que nunca presentarán problemas en este sentido. El software siempre pasa por Gatekeeper y está libre de malware, ya que ha sido totalmente verificado. Ello significa que, si queremos disponer de un ordenador totalmente seguro, debemos descargar todas las aplicaciones desde la App Store.

Aplicaciones verificadas

Si queremos descargar una aplicación que no se encuentra en la App Store, podemos hacerlo siempre que esté verificada por Apple. Si es así, los desarrolladores la han verificado con Gatekeeper antes de ponerla en escena. Este software verificado, aunque no esté en el repositorio oficial, es totalmente seguro.

Aplicaciones no verificadas

Siempre que el software no haya superado el estado de verificación, Gatekeeper emitirá un mensaje de advertencia y bloqueará su ejecución. Ello no significa que la aplicación cause daños, pero el sistema impide su funcionamiento.

Hay muchos desarrolladores que no envían el software a Apple para que sea verificado. En el caso de que tengamos la certeza absoluta de que la aplicación no presenta problemas, podemos indicarle a Gatekeeper que deje que se ejecute.

Configuración de Gatekeeper

Por defecto Gatekeeper solo permite ejecutar las aplicaciones descargadas desde la App Store, pero podemos cambiar la configuración. Para ello debemos hacer lo siguiente:

  • Pulsar sobre el icono de Apple en la parte superior izquierda y seleccionar Preferencias del sistema…
  • En la ventana que se abre hay que pulsar sobre Seguridad y privacidad y activar la pestaña General.
  • En la nueva ventana debemos pulsar sobre el icono del candado de seguridad en la parte inferior izquierda y escribir la contraseña.
  • Podemos dejarlo como está por defecto, aunque lo mejor es marcar la segunda opción: App Store y desarrolladores identificados.
Seguridad y privacidad

Cómo omitir Gatekeeper en una aplicación

Si queremos abrir una aplicación que sabemos que es segura pero Gatepeeker no nos deja, podemos hacer lo siguiente:

  • Abrimos Finder y vamos a la carpeta Aplicaciones.
  • Localizamos la aplicación que queremos ejecutar y pulsamos el botón derecho del ratón sobre ella.
  • Seleccionamos Abrir en el menú emergente.
Omitir Gatekeeper

Conclusión

Aunque lo habitual es que la mayoría de las aplicaciones descargadas se puedan ejecutar, existen también casos específicos en los que esto no es así. Recomendamos seguir las pautas indicadas cuando surge algún problema. Lo que nunca debemos hacer es ejecutar una aplicación que no sabemos si es totalmente segura.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.