Artículos Recomendados
Inicio » Trucos Informáticos » Productividad » Formateo en Windows XP

Formateo en Windows XP

En los Foros de Batiburrillo se han formulado en múltiples ocasiones preguntas relacionadas con el proceso que se debe seguir para formatear el ordenador, para instalar o reinstalar Windows XP. Es un proceso típico, que surge después de que el ordenador comienza a ir muy lento o está infectado por algún virus, troyano, rootkit u otro tipo de malware. Antes de comenzar recuerda que debes tener a tu alcance el CD de Windows XP, en cualquiera de sus versiones, y tener activado en la BIOS el arranque desde la unidad de CD/DVD.

Formateo en Windows XP

Los pasos a dar son los siguientes:

  1. Inserta el disco de instalación de Windows XP en el reproductor de CDs.
  2. Reinicia el ordenador. Aparecerá el mensaje: Presiona cualquier tecla para iniciar desde CD. Hazlo. Si no aparece este mensaje, tendrás que, tal como indicamos en el primer párrafo, entrar en la BIOS y poner la unidad de CD en el primer lugar en la secuencia de arranque.
  3. Sobre una pantalla de color azul se mostrarán una serie de mensajes que indican los archivos que se están cargando. Cuando finalice el proceso, aparecerá un menú con tres opciones. Selecciona Para instalar XP ahora, presione ENTER.
  4. Deberás indicar, a continuación, en donde vas a instalar Windows. Elimina, es lo mejor, las viejas particiones. (En el caso de que tengas una o más de una que contenga datos, déjala sin borrar si es que quieres conservar estos). Selecciona cada una de ellas, moviendo las teclas del cursor, y pulsa la tecla D. En la nueva pantalla pulsa la tecla L para eliminar definitivamente la partición marcada.
  5. Tendrás que crear una, si sólo vas a instalar Windows XP (no reservas ninguna para otras funciones), o varias particiones. Se te mostrará un mensaje con el texto Espacio no particionado… Selecciona el espacio en el que vas a crear la partición y pulsa la tecla C. Ajusta el tamaño de la partición. Si sólo vas a crear una, puedes dejarlo tal como está. Si no es así, deberás hacer un ajuste previo del tamaño reservado a cada una. (La primera, recuerda, es la que corresponde al sistema operativo).
  6. Selecciona ahora la partición en la que vas a instalar Windows. Si sólo hay una, lo normal es que sea C:. Pulsa la tecla <Entrar> después de la selección.
  7. Antes de comenzar el proceso de formateo, se nos permitirá elegir entre dos sistemas de ficheros, NTFS y FAT. Como vas a instalar Windows XP, escoge NTFS. Selecciona la opción de formateo normal.
  8. Comienza el proceso de formateo. Durará más o menos, dependiendo del tamaño de la partición. Cuando finalice, continuará con la instalación de Windows XP. Sólo tendrás que, de vez en cuando. rellenar algunos datos: cd key, nombre de usuario, contraseña (puedes dejarla en blanco si vas a ser tú la única persona que va a utilizar el ordenador), país de residencia (para el juego de caracteres)… Sólo tienes que estar atento al asistente. Verás que la instalación, si todo va bien, no reviste ninguna dificultad.

Cuando compraste tu ordenador, lo habitual es que acompañándolo viniese al menos un CD o DVD con los controladores de tarjetas (vídeo, sonido y red) y otros periféricos. Después de finalizar la instalación de Windows, deberás introducir este CD o DVD en la unidad correspondiente y proceder a la instalación de esos controladores.

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.
Si utilizas un ordenador Apple, no dudes en leer MacBooster 2, para optimizar al máximo tu ordenador Mac OS X. Consigue ahora MacBooster 2 a un precio reducido.

Deja un comentario