Productividad

Cómo convertir un documento hecho con Word en PDF utilizando Google Drive

La conversión de documentos en diferentes formatos es necesario en multitud de ocasiones. A continuación hablamos de algunas de estas posibilidades.

Cómo convertir un documento hecho con Word en PDF utilizando Google Drive

Existen unas cuantas aplicaciones, algunas online y otras instalables en el ordenador, que permiten realizar la conversión de documentos hechos con Word en documentos PDF. También existe la posibilidad de llevar a cabo el proceso de conversión utilizando las herramientas incorporadas en Google Drive.

Para efectuar la conversión es necesario disponer de acceso a Google Drive. Si aún no lo tienes, ya sabes lo que debes hacer (pulsa en el enlace anterior). Aunque la utilización más frecuente del servicio es para almacenar archivos, también incorpora, como ya hemos indicado, algunas herramientas, las que formaban parte de Google Docs, con algunas modificaciones y algunos añadidos.

Proceso a seguir

Para llevar a cabo la conversión de un documento hecho con Word en un PDF hay que iniciar sesión en Google Drive. Dentro del panel hay que pulsar el botón derecho del ratón sobre Mi unidad y seleccionar Subir archivos. Se abrirá una ventana que permite el acceso al disco duro del ordenador. Localizamos el documento a convertir y pulsamos sobre Abrir.

Subir archivos

Cuando el documento aparezca en Mi unidad pulsamos el botón derecho del ratón sobre él y seleccionamos Abrir con -> Documentos de Google. Se abrirá en una nueva pestaña del navegador el editor de archivos.

Abrir con

En el último paso descargaremos el documento en el formato PDF. Para ello vamos a Archivo -> Descargar como -> Documento PDF (.pdf). Tras unos instantes se volverá a abrir el explorador del ordenador para que guardemos el documento recién creado.

Descargar como

A tener en cuenta

Además de documentos hechos con Word podemos también, siguiendo el mismo proceso, realizar conversiones de documentos de texto creados con OpenOffice.org o con LibreOffice. Lo mismo podemos hacer con hojas de cálculo Excel, o creadas con las dos suites indicadas, entre otros tipos de archivo.

A la hora de obtener los resultados también es posible, además de guardarlos en el formato PDF, hacerlos en otros tipos de formatos. Solo hay que probar para descubrir todas las posibilidades.

Leer también

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario